ahorrar energia cocina

Pequeños gestos para ahorrar energía en tu cocina

Te enseñamos a utilizar de forma eficiente tus electrodomésticos aplicando una lista de pequeños gestos que te permitirán ahorrar energía en tu cocina. También te damos otras recomendaciones para disminuir el importe de las facturas de luz y gas mejorando los hábitos de consumo y las condiciones de los contratos energéticos.

Prioriza otros tipos de suministro para la cocina

Si utilizas un tipo de cocina eléctrica quizá te sale más rentable cambiar a gas natural para pagar menos por la energía consumida. Como ya conocerás, la luz tiene un precio más alto que el gas y depende de la hora del día a la que se realiza el consumo. Por lo tanto, en las casas donde se cocina bastante conviene utilizar otro tipo de suministro energético para cubrir este tipo de necesidad.

Por otro lado, hay que prestar especial atención al tipo de tarifa que se contrata con las comercializadoras. Existen comparadores de tarifas capaces de encontrar la mejor opción del momento y para poder pasarte a otra compañía el contrato actual debe estar a tu nombre. En caso contrario, para cambiar el gas natural tienes que solicitar un cambio de titular del contrato.

Para hacer un cambio de titular para el gas natural hay que contactar con la compañía actual por cualquiera de las vías disponibles y esperar hasta que se confirme la finalización del trámite antes de poder cambiar las condiciones.

Por ejemplo: llamar al teléfono de atención al cliente de Naturgy, ir a las oficinas o entrar en el área online. Por otro lado, debes tener en cuenta que hay un número de teléfono de Naturgy para clientes del mercado libre pero si necesitas contactar con la sección de la comercializadora regulada de Naturgy existen vías específicas.

Consejos para aprender a cocinar de manera eficiente

Estas recomendaciones te ayudarán a utilizar tus electrodomésticos de la mejor manera posible para gastar lo mínimo y podrás cocinar de manera más eficiente:

  • Utiliza recipientes de fondo plano: permite que no se desaproveche la energía emitida y además ten en cuenta que deberá ser del tamaño proporcional a las dimensiones del fogón o la placa de inducción utilizada.
  • Apaga la vitrocerámica antes de tiempo: con esto conseguirás aprovechar el calor residual que emite la placa para finalizar la preparación de tu comida.
  • Verifica el nivel de potencia del frigorífico: no abuses y ten en cuenta la cantidad de alimentos que necesitas almacenar. Igualmente, recuerda que no debes poner la comida recién hecha o calentada en la nevera.
  • Minimiza el tipo de apertura de los electrodomésticos: piensa en todo lo que necesitas sacar del frigorífico antes de abrirlo y mientras utilizas el horno evita la apertura de la puerta pues en ambos casos se desperdicia energía.
  • Limpia periódicamente los filtros: evitar el cúmulo de suciedad no solamente es más higiénico sino que impide el derroche energético que realizan los aparatos al funcionar cuando hay cuerpos extraños bloqueando.
  • Invierte en el nivel de eficiencia de tus electrodomésticos: a la hora de reemplazar los aparatos siempre es mejor priorizar los de categoría A+++ o similar. Conviene aprender a utilizar el modo ECO y a programar el uso a distancia de los electrodomésticos inteligentes. Si quieres saber cómo optimizar el uso de tus grandes y pequeños electrodomésticos para cocinar te recomendamos la lectura del siguiente artículo.
Tarta personalizada para cumpleaños
Close

Categorías

Navegación
Close

Mi carrito

Viewed

Recently Viewed

Close

Categorías